Subscribe:

domingo, 4 de abril de 2010


Se calcula tomando el costo de la inversión menos su valor de desecho, si existe; entre el número de años de vida útil. Supone que el activo se desgasta de manera uniforme durante el transcurso de su vida útil, cada ejercicio, recibe el mismo cargo de resultado por este concepto.

Monto de la depreciación anual = Valor original - Valor de desecho
                                                              ________________________

                                                                     Años de vida útil

Valor original- Es el costo de adquisición del activo.


Vida útil- Es un período de servicio del activo en favor de la entidad particular, no necesariamente su vida total esperada (la cual nos indica la ley del impuesto sobre la renta, artículos que analizaremos más adelante), para estimarla se toman en cuenta ciertos factores:


Intensidad de uso (uso y consumo)


Adecuación al mantenimiento.


Desarrollo tecnológico.



Valor de desecho- Es la cantidad, expresada en términos monetarios, que se puede obtener por un bien al final de su vida, cuando ya no tiene un uso alterno y se estima por el valor de sus elementos de construcción. El valor de desecho es similar al valor de chatarra o de salvamento


Representa la cantidad del costo de adquisición un activo fijo que se recuperará al finalizar la vida útil de servicio.


Depreciación total.- Es la diferencia entre el valor original y el de desecho.




Ventajas:
  • Distribución constante.
  • El método nos permite llegar de forma simple al valor de desecho.

Desventajas:
  • No toma en cuenta los intereses que genera el fondo de reserva.
  • No toma en cuenta que los activos fijos tienden a depreciarse en una mayor proporción en los primeros años que en los últimos.



Ejemplo:

Tomando en cuenta los activos con los que cuenta "el buen consultor" aplicaremos el método a los activos.








Procedimiento:

La Formula nos indica que tomemos el Valor original que es igual costo de adquisición del activo.


Al Valor original de activo, le disminuiremos el Valor de desecho. (Recuerden que representa la cantidad del costo de adquisición de un activo fijo que se recuperará al finalizar la vida útil de servicio), quedándonos el valor a depreciarse:


La Vida útil que señalaremos para los activos, es la que nos resulta de aplicar los porcientos máximos autorizados por la ley del impuesto sobre la renta, los cuales analizaremos en capítulos posteriores.

Pantallazo-7.png




Depreciación:

Pantallazo-6.png



Veamos ahora la depreciación de todos los ejercicios:


Pantallazo-8.png



Aplicaremos los registros contables del primer periodo depreciado para ejemplificarlo



Pantallazo-9.png


Cargaremos a la cuenta de resultados "depreciación de activo fijo" y el abono se aplica a la cuenta complementaria del activo en cuestión.



Veamos en un balance, como mostraríamos esta información, se muestra solo la parte del balance que ejemplifica como presentar la depreciación en los activos fijos, es igual en cualquier método de depreciación:



Pantallazo-10.png




Como podemos ver, la cuenta complementaria resta el valor a la cuenta del activo, pero podemos visualizar y conocer en todo momento, el valor de adquisición real de los bienes.


Veamos la representación grafica de este método de depreciación:


Pantallazo-11.png






Como podemos ver en esta sencilla grafica, la depreciación es "lineal" como su propio nombre lo indica; esto nos señala que durante el periodo de vida útil del bien, tendremos una depreciación constante en estos periodos.



Las líneas no convergen, pese a que se contemplo en la formula el valor de desecho, pero se debe a la razón, de que en la grafica, se representa el costo de adquisición y no solo el valor del bien a depreciar, que si fuera el caso, ambas líneas se encontrarían en el último periodo de depreciación.



Como verán todos los bienes en el año inicial se depreciaran por el ejercicio completo, sabemos que en la práctica no es así, dado a que no siempre se compran los bienes para tenerlos en operación al comienzo del año; desde el punto de vista contable, resulta sumamente sencillo aplicar la deducción de un ejercicio irregular, solo tengamos en cuenta que debemos de sacar la proporción del año no completo y aplicarla así, en lugar de la unidad de que nos representa un año completo utilizaremos la proporción, por ejemplo:


Monto de la depreciación anual = Valor original - Valor de desecho                                                                      Años de vida útil


Que el bien automóvil haya sido comprado en junio, esto nos indica que aunque se le estimo una vida útil de un año, como lo adquirimos en julio, será deducido un 50% en el año de adquisición y el otro 50% restante en la primera mitad del año siguiente (depreciando así en un año), esto aplica en todos los métodos de depreciación, si un año es irregular para la empresa a razón de cuando se compro, o se empezó a utilizar el activo, lo depreciaremos a razón de ese año en la proporción del tiempo que fue usado correspondiente a un año.