Subscribe:

lunes, 12 de abril de 2010

    1.1. DEFINICIÓN DE COSTO, GASTOS Y COMPRAS

Existen diversas definiciones a razón de estos conceptos, para nuestra materia partiremos definiendo Costo y gasto, estos dos conceptos tienen varias similitudes, pero existen también cosas que marcan pauta para su distinción y la diferenciación de que es un costo y que un gasto, todo ello lo tocaremos en este punto:


Costo y gasto:

El boletín A-5 elementos básicos de los estados financieros (NIF A-5, que sustituye parcialmente al boletín A-11 “Definición de los Conceptos Básicos Integrantes de los Estados Financieros”) nos aporta a nuestro tema lo siguiente, dando la misma definición hasta este punto entre el costo y el gasto en su párrafo 51:

El costo y el gasto son el decremento de los activos o el incremento de pasivos experimentado por una entidad, durante un periodo contable, con la intención de generar ingresos y con un impacto desfavorable en la utilidad o pérdida neta, o en su caso, en el cambio neto en el patrimonio contable y consecuentemente en su capital ganado en su patrimonio contable.”


Consideraciones acerca del costo:

Por costo debe entenderse, para fines de los estados financieros, que es el valor de los recursos que se entregan o prometen entregar a cargo de un bien o servicio adquirido, por la entidad con la intención de generar ingresos (párrafo 57).

Cuando los costos tienen un potencial para generar ingresos en el futuro, representan un activo” (párrafo 58).

Existen costos que no pueden identificarse claramente con un ingreso relativo o que perdieron su potencial generador de ingresos; éstos deben considerarse gastos desde el momento en que se devengan (párrafo 60).


Tipos de costos y gastos

La empresa puede tener varios tipos de costo y gasto, estos pueden clasificarse esencialmente en:
  • a) ordinarios, se identifican con la realización de las actividades propias del giro de la entidad.

  • b) no ordinarios, que se derivan de transacciones incidentales, inusuales, no directamente relacionado con el giro de la entidad (párrafo 61).

Ante un ingreso que se devenga a lo largo de varios periodos contables, el costo o gasto asociado debe reconocerse de manera sistemática y racional, en dichos periodos contables (ejemplos de esto son las depreciaciones y las amortizaciones) (párrafo 63).

El reconocimiento de un costo y un gasto, debe hacerse sólo cuando el movimiento de activos y pasivos impacte desfavorablemente al capital ganado o patrimonio contable de una entidad, a través de la utilidad o pérdida neta o, en su caso, del cambio neto en el patrimonio contable, respectivamente (párrafo 54).

Por lo tanto, no deben reconocerse como costo o gasto, los decrementos de activos derivados de:

a) el aumento de otros activos,

b) la disminución de pasivos o,
c) la disminución del capital contable, como consecuencia de movimientos de propietarios de la entidad (párrafo 55)


Asimismo, no deben reconocerse como costo o gasto, los incrementos de pasivos derivados de:

a) el aumento de activos,
b) la disminución de otros pasivos o,

c) la disminución del capital contable como consecuencia de movimientos de propietarios de la entidad (párrafo 56).


Bien, de acuerdo a lo anterior, señalado por la Nif A-5, comencemos a diferir entre estos conceptos para poder identificarlos mejor por separado

Un costo, es un egreso que representa el valor de los recursos que se erogan en la realización de actividades que generan ingreso; el costo se identifica por ser generador directo de ingreso y por tanto, es recuperable, está directamente relacionado con el producto y/o servicio que brinda la empresa en cuestión, por lo tanto; es inherente con el giro de la empresa.
Un gasto es un egreso que no se identifica directamente con un ingreso, aunque contribuye a la generación del mismo, no se espera que pueda generar ingresos directamente en el futuro, no es recuperable.