Subscribe:

  
1. Supongamos que los activos del "buen consultor" fueron adquiridos en enero del 2009, todos, y fueron utilizados durante todo el año de calendario, tendríamos el siguiente resultado:



    En este caso, no existe mayor  complejidad, es la primera depreciación que sufren los bienes, por lo que no existe acumulado, nos apegamos a las tazas de depreciación señaladas en el articulo  42 fracción II  I.S.R., para aplicarlo al MOI, que nos señala su razón el  articulo 37 fracción II  I.S.R..

    En este caso no existe activo parcialmente deducible (vehículo) que rebase el tope de deducción, por lo que también, en este simple ejercicio no nos presenta mayor complejidad,de tener que separar el el MOI que es deducible, y aquel que no lo sera (en apego al Art 32 racción II y 42 fracción II I.S.R.) se aplica el factor de actualización, de acuerdo al articulo 7  fracción II del I.S.R., que señala lo siguiente:

    "Cuando esta Ley prevenga el ajuste o la actualización de los valores de bienes o de operaciones, que por el transcurso del tiempo y con motivo de los cambios de precios en el país han variado, se estará a lo siguiente:


    Actualización al fin de un periodo

    Para determinar el valor de un bien o de una operación al término de un periodo, se utilizará el factor de actualización que se obtendrá dividiendo el Índice Nacional de Precios al Consumidor del mes más reciente del periodo, entre el citado índice correspondiente al mes más antiguo de dicho periodo."


    Teniendo el factor de actualización, realizamos la multiplicación de este por el valor a depreciar para actualizarlo y tener  la deducción del ejercicio para I.S.R.


      2. Ahora supongamos que los bienes fueron adquiridos después de haber iniciado el año fiscal, supongamos también que el Auto sobre pasa el limite de deducibilidad impuesto por ley (en apego al Art 42 fracción II I.S.R.), hagamos el ejercicio:



    Nos es importante el mes de adquisición por el hecho de que al momento de actualizar, necesitaremos el I. N. P. C. (Art. 37 parrafo VII Y VIII  I.S.R.).


    Aunque el valor que nos permite decir del Automóvil la ley del I.S.R.  son $175,000.00 (Art. 42 fracción II,  I. S. R.)esto no implica que este valor sea nuestro MOI (Art 37, párrafo II  I. S. R.); nuestro MOI en este caso es de $195,000.00, aun así, la ley nos permitirá deducir de este monto solo los $175,000.00; es por eso que hacemos en nuestra cédula una distinción entre el monto original de la inversión a deducir y aquel que no sera objeto de deducción.


    Estos $175,000.00 los podemos deducir de forma anual por un 25% de acuerdo al Art 40 Fracción VI, I. R. S.); por lo que su vida util le dividimos en un periodo  48 meses que equivalen a 4 años, 1/4 parte por cada año.

    Como todos son adquiridos en este año, sera su primera depreciación, por tal razón, en la columna de meses deducidos en este momento señala "0".






    La deducción en el ejercicio, son los meses que se aplicaran como deduccion en este momento, por el uso a lo largo de este año, representa, de acuerdo a la fecha de adquisición, los meses completos durante los cuales utilizamos los activos.


    Por la misma razón, de que son nuevos, aun no tenemos un valor depreciado acumulado de dichos bienes.


    La depreciación nominal en I.S.R. es sin contemplar el efecto de la actualización, toma el valor a deducir del MOI, lo multiplica por el factor de deducción, obtenemos el valor de depreciación anual; si fuera un año completo de uso del bien, hasta este punto tendríamos el resultado nominal del I.S.R. pero debemos tomar en cuenta  que el vehículo se utilizo a partir del mes de junio, por lo que debemos sacar la proporción de los siete meses, dividiendo por doce, para sacar la depreciación mensual y multiplicando el resultado de forma posterior por siete.


    Tomamos Los I.N.P.C. publicados por el SAT:


    Tomamos el factor, de acuerdo a lo señalado en la ley del I.S.R. en su articulo 37 párrafo VII, que establece:


    "Los contribuyentes ajustarán la deducción determinada en los términos de los párrafos primero y sexto de este artículo, multiplicándola por el factor de actualización correspondiente al periodo comprendido desde el mes en el que se adquirió el bien y hasta el último mes de la primera mitad del periodo en el que el bien haya sido utilizado durante el ejercicio por el que se efectúe la deducción."



    "Parrafo I:
    Las inversiones únicamente se podrán deducir mediante la aplicación, en cada ejercicio, de los por cientos máximos autorizados por esta Ley, sobre el monto original de la inversión, con las limitaciones en deducciones que, en su caso, establezca esta Ley. Tratándose de ejercicios irregulares, la deducción correspondiente se efectuará en el por ciento que represente el número de meses completos del ejercicio en los que el bien haya sido utilizado por el contribuyente, respecto de doce meses. Cuando el bien se comience a utilizar después de iniciado el ejercicio y en el que se termine su deducción, ésta se efectuará con las mismas reglas que se aplican para los ejercicios irregulares.




    y párrafo VI:
     Cuando el contribuyente enajene los bienes o cuando éstos dejen de ser útiles para obtener los ingresos, deducirá, en el ejercicio en que esto ocurra, la parte aún no deducida. En el caso en que los bienes dejen de ser útiles para obtener los ingresos, el contribuyente deberá mantener sin deducción un peso en sus registros. Lo dispuesto en este párrafo no es aplicable a los casos señalados en el artículo 27 de esta Ley."


    De acuerdo a lo anterior nuestros factores a considerar son el factor de septiembre  (último mes de la primera mitad del periodo) y el factor del mes de junio. obtenemos así el factor por el cual multiplicaremos el valor obtenido como nominal para I.S.R. y obtenemos la deducción ajustada.


    Notaran que la deducción fiscal ajustada resulta distinta a la deducción contable determinada, esto se debe a la razón de que si bien, fiscalmente tenemos un tope para deducir el valor del vehículo, contable mente no nos apegamos a esta disposición, depreciando así hasta al valor de desecho que se estableció.

    En el caso de los demás bienes el mecanismo es el mismo, solo que no tienen tope de deducibilidad, el unico que presenta una cituacion distinta en un paso del proceso de deducción paquete de muebles de oficina (opmtimus office furniture), pues como verán fue adquirido en un mes no par (mes de marzo, mes tres), para ello la ley en su Art. 37 parrafo VIII contempla estos casos:


    "Cuando sea impar el número de meses comprendidos en el periodo en el que el bien haya sido utilizado en el ejercicio, se considerará como último mes de la primera mitad de dicho periodo el mes inmediato anterior al que corresponda la mitad del periodo." en este caso tomaremos entonces Agosto, todo el proceso siguiente es igual al del Vehículo.



    3. Ahora tomaremos algunos de nuestros activos y supondremos un caso especial para cada uno de ellos:

    • supongamos que el vehículo fue adquirido en el 2008, y que sera vendido en el 2010.

    • supongamos también, que a nuestras computadoras portátiles les ocurrió algo, ambas fueron robadas, pero solo una de ellas la teníamos asegurada.

    • Una de  nuestras computadores de escritorio es declarada como inservible.

    Vaya racha de nuestra empresa "el buen asesor" cierto, pues bien, veamos que procede a razón de la deducibilidad de estos activos:


    Para el caso del vehículo y aunque en subtemas anteriores ya tocamos teóricamente estos puntos, los volveremos a señalar aquí para ligar el proceder practico.-, la Ley del I.S.R. nos señala lo siguiente:

    Articulo 37 párrafo I, VI-VIII:

    Párrafo I:


    Las inversiones únicamente se podrán deducir mediante la aplicación, en cada ejercicio, de los por cientos máximos autorizados por esta Ley, sobre el monto original de la inversión, con las limitaciones en deducciones que, en su caso, establezca esta Ley. Tratándose de ejercicios irregulares, la deducción correspondiente se efectuará en el por ciento que represente el número de meses completos del ejercicio en los que el bien haya sido utilizado por el contribuyente, respecto de doce meses. Cuando el bien se comience a utilizar después de iniciado el ejercicio y en el que se termine su deducción, ésta se efectuará con las mismas reglas que se aplican para los ejercicios irregulares.


    Párrafo VI:

    Cuando el contribuyente enajene los bienes o cuando éstos dejen de ser útiles para obtener los ingresos, deducirá, en el ejercicio en que esto ocurra, la parte aún no deducida. En el caso en que los bienes dejen de ser útiles para obtener los ingresos, el contribuyente deberá mantener sin deducción un peso en sus registros. Lo dispuesto en este párrafo no es aplicable a los casos señalados en el artículo 27 de esta Ley.


    Párrafo VII:

    Los contribuyentes ajustarán la deducción determinada en los términos de los párrafos primero y sexto de este artículo, multiplicándola por el factor de actualización correspondiente al periodo comprendido desde el mes en el que se adquirió el bien y hasta el último mes de la primera mitad del periodo en el que el bien haya sido utilizado durante el ejercicio por el que se efectúe la deducción.


    Párrafo VIII:

    Cuando sea impar el número de meses comprendidos en el periodo en el que el bien haya sido utilizado en el ejercicio, se considerará como último mes de la primera mitad de dicho periodo el mes inmediato anterior al que corresponda la mitad del periodo.


    Entonces, de acuerdo a ley, debemos deducir el valor restante del bien, hasta llegar  a un valor residual  de cero, analicemos la cédula:



    Dejamos el vehículo con el valor que sobre pasa el tope de deducción, como vemos, ya tiene 12 meses depreciados, dado a su uso durante el año 2008; ahora primero aplicaremos la deducción del 2009:









    Tenemos los 12 meses a deducir del 2009, tomamos  los I.N.P.C. necesarios, dados por la fecha de adquisición y el del ultimo mes de la primera mitad del ejercicio, este lo multiplicamos por el valor a depreciar nominal, obteniendo así la deducción del ejercicio ajustada para ISR, tenemos también la depreciación Contable, la cual; ya habíamos señalado en el ejercicio anterior el porque es mayor a la deducción fiscal.


    Como vendemos un bien el cual aun no se encuentra totalmente depreciado, la ley nos dice, nuevamente " deducirá, en el ejercicio en que esto ocurra, la parte aún no deducida" deduciéndolo al 100, cosa distinta cuando el bien es declarado como inservible, que deberemos dejarlo a un valor de $1.00.

    hora bien, el valor a depreciar del auto, dado a la venta es el siguiente:













    Así es, como de acuerdo al porcentaje de deducibilidad permitido por ley, llevamos un 50% (25% de cada uno de los años) restándonos la mitad del valor deducible por depreciar. Ahora solo queda actualizar el valor, tomando el mismo factor que se utilizo en la depreciación del 2009, dado a que la venta ocurre en enero, tomamos el mes de adquisición y el ultimo mes de la primera mitad del periodo:


    $87,500.00 x  1.0738906 = $93,965.43


    Por lo que al vender el bien, depreciamos el faltante,  también de forma contable depreciamos el remanente no dejando valor residual dado a que ya no formara parte de nuestro patrimonio, ese vehículo que contribuía a realizar nuestras actividades; pero hay mas en este caso, necesitamos saber a como vendimos el bien, supongamos nuevamente, ahora el valor de venta, en $150, 000.00,

    150,000.00-93,965.43=$56,034.57


    El valor de $56,034.57 sera parte de base grabable para el calculo del I.S.R. de acuerdo al Art.20 fracción V de la misma ley; si fuera perdida, seria una deducción autorizada de conformidad con lo indicado en el Art.29 de la misma ley en su fracción VI.

    "Art. 20 fraccion V I.S.R.

    La ganancia derivada de la enajenación de activos fijos y terrenos, títulos valor, acciones, partes sociales o certificados de aportación patrimonial emitidos por sociedades nacionales de crédito, así como la ganancia realizada que derive de la fusión o escisión de sociedades y la proveniente de reducción de capital o de liquidación de sociedades mercantiles residentes en el extranjero, en las que el contribuyente sea socio o accionista.

    ART. 29 fraccion VI I.S.R.

    VI Los créditos incobrables y las pérdidas por caso fortuito, fuerza mayor o por enajenación de bienes distintos a los que se refiere el primer párrafo de la fracción II de este artículo." 


    Ahora veamos el caso de las computadora portátil, analicemos lo que nos dice la ley ante estos casos gravoso que ocurrieron en nuestra consultoría.

    nuevamente acudimos al Art. 37 párrafos VI-VIII:


    Párrafo VI:

    Cuando el contribuyente enajene los bienes o cuando éstos dejen de ser útiles para obtener los ingresos, deducirá, en el ejercicio en que esto ocurra, la parte aún no deducida. En el caso en que los bienes dejen de ser útiles para obtener los ingresos, el contribuyente deberá mantener sin deducción un peso en sus registros. Lo dispuesto en este párrafo no es aplicable a los casos señalados en el artículo 27 de esta Ley.

    Párrafo VII:

    Los contribuyentes ajustarán la deducción determinada en los términos de los párrafos primero y sexto de este artículo, multiplicándola por el factor de actualización correspondiente al periodo comprendido desde el mes en el que se adquirió el bien y hasta el último mes de la primera mitad del periodo en el que el bien haya sido utilizado durante el ejercicio por el que se efectúe la deducción.


    Párrafo VIII:

    Cuando sea impar el número de meses comprendidos en el periodo en el que el bien haya sido utilizado en el ejercicio, se considerará como último mes de la primera mitad de dicho periodo el mes inmediato anterior al que corresponda la mitad del periodo.


    Ahora analizaremos  los equipos robados, de los cuales 1 de ellos esta asegurado y el otro no, por lo cual el equipo asegurado nos presentara dos opciones a seguir esto a razón del ingreso que ce recibirá por parte del seguro:

    • Si el bien es indispensable para nuestra actividad, tendremos la necesidad de reponerlo, reinvirtiendo así la parte o el total del dinero obtenido por la aseguradora, el dinero que se utilice para dicha reposición, no sera grabable para el I.S.R., si nos sobrara, esta cantidad sobrante si pasara a ser ingreso grabable. Dicha reinversión deberá efectuarse dentro de los 12 mese siguientes a la fecha en que se recupero el seguro, o en su defecto solicitar prorroga a la autoridad fiscal, que podrá ser por otro periodo igual.-

      • Podemos no reponer el activo, por lo cual, el dinero recuperado por parte del seguro del bien, pasara a ser como un ingreso para la empresa, por lo que sera íntegramente grabarle para el I.S.R., deberá actualizarse esta cantidad, tomando el INCP del mes de recuperación, entre el INPC del mes de acumulación, esto señalado en el Art. 43. párrafo VII.

      El sustento de lo anterior se encuentra en la ley del I.S.R., en el articulo y párrafo siguiente:


       Art.43 párrafo III-VIII:

      Párrafo III:

      Cuando el contribuyente reinvierta la cantidad recuperada en la adquisición de bienes de naturaleza análoga a los que perdió, o bien, para redimir pasivos por la adquisición de dichos bienes, únicamente acumulará la parte de la cantidad recuperada no reinvertida o no utilizada para redimir pasivos. La cantidad reinvertida que provenga de la recuperación sólo podrá deducirse mediante la aplicación del por ciento autorizado por esta Ley sobre el monto original de la inversión del bien que se perdió y hasta por la cantidad que de este monto estaba pendiente de deducirse a la fecha de sufrir la pérdida.



      Párrafo IV:

      Si el contribuyente invierte cantidades adicionales a las recuperadas, considerará a éstas como una inversión diferente.



      Párrafo V:


      La reinversión a que se refiere este precepto, deberá efectuarse dentro de los doce meses siguientes contados a partir de que se obtenga la recuperación. En el caso de que las cantidades recuperadas no se reinviertan o no se utilicen para redimir pasivos, en dicho plazo, se acumularán a los demás ingresos obtenidos en el ejercicio en el que concluya el plazo.



      Párrafo VI:

      Los contribuyentes podrán solicitar autorización a las autoridades fiscales, para que el plazo señalado en el párrafo anterior se pueda prorrogar por otro periodo igual.



      Párrafo VII:

      La cantidad recuperada no reinvertida en el plazo señalado en el quinto párrafo de este artículo, se ajustará multiplicándola por el factor de actualización correspondiente al periodo comprendido desde el mes en que se obtuvo la recuperación y hasta el mes en que se acumule.

      Párrafo VIII:
      Cuando sea impar el número de meses comprendidos en el periodo en el que el bien haya sido utilizado en el ejercicio, se considerará como último mes de la primera mitad de dicho periodo el mes inmediato anterior al que corresponda la mitad del periodo.













      Estos activos llevan ya 12 meses depreciados del ejercicio 2008 y aplicamos la deducción del ejercicio 2009, como la ley nos marca que debemos depreciarlos 30% por ejercicio, quedara totalmente depreciado en 40 meses.





      Actualizamos el valor determinado nominal de I.S.R. multiplicado por el factor de actualización y obtenemos la deducción del ejercicio ajustada, para ambos bienes es igual, dado a que son el mismo modelo, las compramos juntas, tenemos lo siguiente:














      El cuadro nos indica que nos falta $6,240.00 por deducir de cada equipo. Pero en enero, nuestra empresa que ha seguido con su mala racha, le robaron  estos equipos, dado a esta circunstancia, y contemplado lo que nos señala el articulo 43 de la  ley del .I.S.R. y anteriormente señalado, nuestra empresa toma la siguiente decisión:

      Para el bien asegurado:

      La empresa aseguradora nos repondrá el 70% del valor del activo asegurado, si nosotros optáramos por no reinvertir, simplemente damos de baja el bien hurtado, acumulando el recurso obtenido por el seguro a nuestros ingresos; si de forma posterior compramos un activo análogo, tendría el tratamiento de un activo nuevo, lo daríamos de alta como un bien de reciente adquisición  e iniciaríamos a depreciarlo.


      Pero nosotros tomamos la decisión de reinvertir en un activo analogo, dado a la herramienta tan necesaria e imprescindible que este activo nos representa, pondremos la diferencia para poder comprarlo, veamos cuanto necesitaremos:










      Ya habiendo presentado todo lo necesario para comprobar a la aseguradora lo ocurrido, nos reintegra del bien 70% que es igual a $10,920.00, como nosotros compraremos el bien nuevamente para reponerlo, la ley contempla dos cuestiones importantes, nuevamente transcribo el Articulo 43 párrafo III y IV de la ley del R.S.R.:


      "Párrafo III:

      Cuando el contribuyente reinvierta la cantidad recuperada en la adquisición de bienes de naturaleza análoga a los que perdió, o bien, para redimir pasivos por la adquisición de dichos bienes, únicamente acumulará la parte de la cantidad recuperada no reinvertida o no utilizada para redimir pasivos. La cantidad reinvertida que provenga de la recuperación sólo podrá deducirse mediante la aplicación del por ciento autorizado por esta Ley sobre el monto original de la inversión del bien que se perdió y hasta por la cantidad que de este monto estaba pendiente de deducirse a la fecha de sufrir la pérdida.



      Párrafo IV:

      Si el contribuyente invierte cantidades adicionales a las recuperadas, considerará a éstas como una inversión diferente."


      Entonces nuestra decisión nos arrojaría el siguiente resultado:


       al nosotros optar por reponer el bien con un análogo de este el activo nuevo solo lo podremos depreciar por $6,240.00, de lo correspondiente de lo recuperado pro el seguro ( $10,920.00) los $4,700.00 de diferencia pasaran a ser no deducibles; ahora, como nosotros deberemos poner $4,680.00, esto pasara a contemplarse fiscalmente como una nueva computadora portátil en nuestro activo.


      Nos preguntaremos ¿pero si solo tenemos un activo fijo con esta característica, físicamente en nuestra empresa?, es cierto, pero tenemos también constancia de todo lo ocurrido, el documento que ampara la adquisición del nuevo equipo de cómputos, y los artículos que señalan nuestro proceder, por lo que no debemos tener problema con la autoridad.


       Si bien, quizás  es mas practico, dar de baja el bien que nos robaron, acumular lo recuperado por el seguro de nuestro equipo y de forma posterior adquirir un nuevo bien, el cual podremos deducir sin ningún trato mas complejo que el anteriormente mencionado, cierto es también, que la ley marca lo anterior y por ello se realiza una ejemplificación de un caso, sin importar de que esta no sea el mas simple. Nuestros equipos de computo se encontrarían así en nuestro registros:





      Así quedaría, la reposición del bien básicamente aparece como si nada hubiera pasado con el, partiremos de deducirlo de donde nos quedamos con el activo que nos fue robado;  la diferencia que invertimos para tener el bien aparece como un nuevo activo, que auno no ha sido depreciado.



      En lo que respecta a  el bien no asegurado, la ley nos marca que debemos deducir lo pendiente de su valor, hasta dejar un valor residual de $1.00., contemplado esto, ahora a razón de la estos activos:




      Bien, hasta aquí tenemos ya reflejado en nuestra cédula los efectos causados por estas contingencias en nuestro activos.